Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

Además de ser un privilegio y motivo de orgullo para un equipo de trabajo y una institución, una patente es un buen indicador de la inversión en investigación e innovación de una ciudad. 

Cali y el Valle del Cauca no han sido esquivas a la cultura de registro, en los últimos 15 años se han solicitado 203 patentes y en el primer semestre de 2016 se registraron 8 solicitudes, la mayoría de universidades, de acuerdo con la Superintendencia de Industria y Comercio, ente encargado de aprobar las patentes  en Colombia.

Aunque es una cifra aún pequeña, si la comparamos con otras zonas del país, (Bogotá y Antioquia realizaron 83 solicitudes para patentes este año) la región está apostándole a una economía creativa y de innovación sólida, que sin duda es un buen aporte al país. De hecho, la situación de las patentes en Colombia mejoró significativamente en los últimos cinco años. Entre 2010 y 2015 las solicitudes de este tipo de privilegio se han duplicado al pasar de 150 a 321, según la SIC.

En este mismo espacio de tiempo, la Universidad del Valle alcanzó un total de 17 patentes concedidas por la SIC, ubicándola entre las tres alma mater que más patentan en el país. “La  mayoría de invención, que son mucho más difíciles de obtener que las de modelo de utilidad”, afirma Carlos González, director de la Oficina de transferencia de resultados de investigación.

Este año el panorama sigue siendo positivo para Cali y el Valle. Univalle logró cuatro patentes en el primer trimestre gracias a la siguientes investigaciones: material de construcción basado en ceniza de tallo de arroz, prótesis mecánica para mejorar la movilidad de víctimas de minas antipersonas,  tratamiento efectivo contra el cáncer basado en un nanocompuesto de Dióxido de Titanio – TiO2 modificado y estimulado con luz ultravioleta en un proceso de terapia fotodinámica. La cuarta patente para la institución fue concedida en España para un método que mide las condiciones de transformadores eléctricos estando encendidos, lo que da cuenta del esfuerzo que la investigación académica realiza cada periodo.

En el 2015 la Universidad del Valle presentó 28 solicitudes de patentes por invención.

Esta semana, una quinta patente fue otorgada a Univalle por el dispositivo que permite inyectar medicamentos a células enfermas sin afectar las sanas. Esta investigación se encuentran en el campo de la nanotecnología, que trata de la manipulación de materia a nivel molecular atómica para generar productos a macroescala.

De acuerdo con la Superindustria, la invención desarrollada en Univalle se basa en un nanocompuesto que permite inyectar medicamentos u otras sustancias directamente en los poros de células enfermas u organismos patógenos. De esta forma, se podría evitar que los medicamentos afecten las células sanas o partes no deseadas del cuerpo, y disminuir los efectos adversos de los mismos.

Otras universidades caleñas que han obtenido patentes

Las universidades privadas de Cali también son noticia por sus trabajos de investigación que han obtenido patentes. Es el caso del fertilizante para mejorar la calidad de plantas y tierra elaborado con desechos domésticos que surgió en las aulas de la Universidad Icesi.

Patentes en Univalle

Haz clic en la imagen para ampliar

Asímismo, el Sistema Integral de Socorro Inmediato para Víctimas de Inundaciones, el cual comprende seis balsas independientes y de gran ayuda en temporada de lluvias. La tercera patente para la Icesi la obtuvo la cama quirúrgica hecha en acrílico para cirugía en pequeños animales. Y finalmente un dispositivo fisioterapéutico para rehabilitación de la articulación temporo-mandibular completa la lista de patentes y el único de invención.

Por su parte, la Universidad Autónoma de Occidente logró que la SIC patentara su mesa ergonómica portátil para estudiantes en silla de ruedas. Entre las cuatro patentes nacionales con las que cuenta la Autónoma la más reciente es la un bicompuesto cerámico para la regeneración de huesos y que estimula la aparición de vasos sanguíneos.

Camilo Rueda, músico, ingeniero informático y profesor de la Pontificia Universidad Javeriana, de Cali, tiene en trámite una patente en Francia por un software que permite a los compositores manipular datos de multimedia complejos.

El buen balance con el que termina el 2016 para las patentes en Cali es el resultado del  esfuerzo de las universidades por lograr que sus investigaciones tengan aplicabilidad y reconocimiento, lo que garantiza no solo derechos intelectuales sino un aporte valioso para la economía naranja de la ciudad, y por supuesto al desarrollo tecnológico.

Fuentes
http://www.sic.gov.co/sic-otorga-patente-a-la-univalle-para-dispositivo-que-permite-inyectar-medicamentos-directamente-en-las-celulas-enfermas
http://www.elespectador.com/noticias/economia/otorgan-patente-universidad-del-valle-compuesto-permite-articulo-668347
http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/universidades-calenas-apuntan-patentes-0

Artículos Relacionados