Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

Trece sueños que Son 21, salsa joven desde Aguablanca


En el Distrito de Aguablanca hay trece chicos que ‘Son 21’, una agrupación de salsa fusión que busca montar a los caleños en “tremenda película”. Timba, rock, son cubano, cumbia y sonidos del Pacífico, son los ingredientes que le dan sabor a esta arriesgada apuesta musical.

 

El público bailaba con desenfreno. Parecía que las revoluciones les subían de los pies a la cabeza. Reían, silbaban, aplaudían la clave. Y ahí estaba José David. Quería restregarse los ojos con fuerza para comprobar que era cierto. Que su sueño, ese de niño, ese que guardaba desde los siete años cuando inquieto hacía música con cualquier tarro de la casa, se estaba cumpliendo. No sabía con exactitud qué saltaba más: su corazón, sus nervios o sus dedos. Lo único real es que la emoción de estar allí, desbordó su alma en lágrimas. Nada qué hacer.

José David Carvajal, director, pianista y arreglista de Son 21, recuerda como si fuera ayer el día en el que lloró de la felicidad en pleno concierto. Aquella presentación en la cual comprendió que hacer las cosas con amor, tiene su recompensa: “Aunque en el escenario yo me caracterizo porque siempre me desbarato, ese día salté y lloré. Nadie se dio cuenta. Pero yo pensaba ‘¡Uff, qué bacano sentir esto con el proyecto de uno!’. Cuando la gente se conecta con lo que estamos haciendo, quiere decir que a nuestro trabajo le sobra corazón y que las intenciones que tenemos también se notan”.

 
Son 21

“Lo que hacemos a través de la música es defender el nombre del Distrito de Aguablanca con talento y arte joven”.

 

Y es que el corazón y el talento que tienen estos pelaos exceden su estatura. A pesar de su corta edad, -los trece integrantes de la banda están entre los 20 y 25 años- ya tienen bien claro el norte de la orquesta y la misión de su vida: “Esto es un proyecto músico social porque nació en una parte compleja de nuestra ciudad. Lo que hacemos a través de la música es defender el nombre del Distrito de Aguablanca con talento y arte joven”, explica con firmeza Carvajal.

Son 21 nació en el 2014 como apuesta arriesgada que mezcla diferentes ritmos sobre el género de la timba. Dentro de sus fusiones, se pueden encontrar desde los sonidos cadenciosos del Pacífico hasta el rock. En el corto tiempo que llevan como orquesta, se han presentado en diferentes escenarios de la ciudad, como lo son la Biblioteca Departamental José Garcés Borrero, el Centro Cultural Comfandi y el Teatro Municipal Enrique Buenaventura. En el 2015, fueron finalistas en el Festival Metrópolis; y en el 2016, los ganadores en el género Salsa.

 


Su primer álbum, titulado ‘Qué película’, le habla a la gente de su vida cotidiana. Del amor, de la crisis, de la rumba y hasta de las redes sociales. Entre los sencillos más sonados están ‘Timba con rock’, ‘Qué película’, ‘Rumbero’, ‘Pasará’ y ‘Publícalo’.

 

Juan David Ocampo, percusionista y el integrante más nuevo, asegura que la receta ganadora de Son 21 es el talento mezclado con la humildad.

 

“Así vos seás el mejor músico del mundo sin humildad no sos nada. Yo creo que este es uno de los factores más importantes que ha permitido que nosotros sigamos creciendo. Aquí le ponemos entrega y ganas a las cosas”.

Juan David Ocampo, Son 21.

 

Por su parte, uno de los vocalistas, Luis enrique Montaño, destaca el trabajo social que están haciendo por la comunidad desde su arte: “Muchos de los chicos del barrio no han tenido las mismas oportunidades que nosotros, los papás se van de su casa, mantienen solos, llegan a las malas compañías; pero con este trabajo les mostramos otras opciones de vida. Nos gusta pensar que a través de la música le decimos a los caleños que el Distrito más allá de la violencia tiene muchas cosas buenas por mostrar”.

Son 21‘Somos’ es el nombre de su nuevo álbum. Uno incluyente que busca acabar con las fronteras y que la gente comprenda que la música, más allá de los géneros, es para compartir y gozar. “Queremos que la gente baile, que la gente aplauda, que la gente sienta que esto es suyo”, dice José David saboreando el futuro con las manos.

A partir de la segunda semana de febrero, darán inicio a una gira que los llevará a diferentes municipios del Valle del Cauca: el 8 se presentarán en Buenaventura, el 15 en Tuluá, el 20 en Palmira, el 22 en Cartago y el viernes, 16 de febrero, a las 7:00 p.m. pondrán a bailar a los caleños en el Centro Cultural Comfandi.

Así como lo hacen cada quince días, cuando se reúnen a cocinar salsa sabrosa, José David, Kike y Juanda le sonríen a su ciudad sin escatimar. La abrazan, le recuerdan que la quieren y le prometen que seguirán trabajando por ella como una familia con perseverancia, disciplina y amor. Le coquetean y le dicen que si quiere oiga Son 21 para que sazone sus días con caña, miel, timba y rock.

Artículos Relacionados