Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

Sin novedad en la noche: exposición en el Museo La Tertulia

Breyner Huertas es ante todo un hombre de datos dedicado a la crítica del arte. Pero no uno de esos que encuentran la ausencia en la obra de otros artistas. Lo suyo es ponderar el arte como una transmisión del sentido estético hacia lo masivo. Es Comunicador Social de la Universidad del Valle y no sabe si deben llamarlo artista, crítico o comunicador, pero en un sentir estricto, la clave de su trabajo está en la interpretación de la información, de los datos. Es su materia prima.

Y es que las artes plásticas llegaron a su vida en un cruce de coincidencias que fueron encaminadas por la escritura. Para entonces realizaba el trabajo de grado en arte urbana para titularse como comunicador, pero a su juicio la teoría no era suficiente. Decidió instalarse en el Instituto Popular de Cultura para tener una mejor interpretación de su objeto de estudio y terminó por aplazar el grado para dedicarse a la gráfica.

Sin novedadPorque Breyner es ante todo un escritor de detalles simples con un significado complejo. Lo ha venido haciendo en su obra que comenzó como un chiste y un ejercicio paródico: Letra Pequeña, una publicación periódica de 6,5 cm y 32 páginas que se distribuía en algunas universidades y centros de circulación artística de la ciudad.

Son pequeñas verdades que logran abordan el conocimiento artístico desde una interpretación que apunta más a un diálogo de pensamiento. “La Letra Pequeña, es como un letrero a dos cuadras”.

Hoy integra el grupo de trabajo de Lugar a Dudas y publica crítica para la revista Art-Nexus y Periódico Arteria. “La crítica expresa el criterio. No es juicio de valor frente algo que lo afecta. El problema de la crítica es el nombre. Se usa peyorativamente, a pesar de ser una expresión de criterio, y se cree que es un juicio negativo”, afirma.

Ha sido ganador de diversos reconocimientos y becas entre los que se destacan: Premio de Crítica desde el malestar, XIV Salones Regionales Zona Pacífico 2012, Beca de creación de artistas jóvenes, Ministerio de Cultura 2014, Beca de publicaciones literarias, programa de estímulos de la Secretaría de Cultura de Cali y el Fondo Mixto 2015, Mención de Honor Arte Cámara, Artbo 2016 y Beca de publicaciones artísticas del Ministerio de Cultura 2016.

Sin novedad en la noche, en el Museo La Tertulia

Banners redes-02-minDesde el 19 de julio, la sala alterna del museo La Tertulia abre las puertas para alojar hasta el 3 de septiembre Sin novedad en la noche, la primera obra individual de huertas, gracias a obtener el primer puesto en la Beca para la realización de exposiciones individuales del XVI Salones Regionales de Artistas, capítulo Pacífico (16SRA).

Sin novedad en la noche, es un trabajo pasa por la crítica, el ensayo, la instalación y la investigación, que nació gracias a la pasión compulsiva de Huertas por rebuscar en lo que otros ya han desechado. Y fue justamente eso lo que se cruzó cuando visitaba un depósito de reciclaje en Medellín, en donde las viejas fotografías, los manuscritos y los libros del monje franciscano Fray Javier Montoya Sánchez, ya estaban en poder de los recicladores.

“Encontré una caja llena de cosas y me llamó la atención que eran propiedad de un monje franciscano. No mostré mucho interés para evitar que me cobraran mucho más de lo que ya estaba pagando”.

La puesta de Sin novedad en la noche aborda los polos opuestos y la condición en que dos vertientes contrarias terminan por convertirse en novedad. Es un homenaje silente a un hombre que durante sus años de vitalidad, dedicó sus estudios antropológicos al entendimiento de las culturas indígenas y campesinas de Colombia.
Sin novedad
Fray Javier Montoya Sánchez dirigió la revista “Ethnia” para el Centro Antropológico Colombiano de Misiones, pero la joya de la corona la encontró Breyner en uno de las ficciones de terror que escribió el ilustrado sacerdote: Contrastes, un libro de cuentos cortos entre los que está Sin novedad en la noche, que inspiró el título de su obra.

Porque sin duda, esta es la expresión más ingenua del deseo de encontrar en otro la necesidad de contar símiles de nuestra propia vida. Sin novedad en la noche no aborda la obra del Fray, lo que pretende es hacer descripciones simples que terminan con un resultado complejo. Una interpretación individual de los contrastes.

Paralelo a la obra está en la web la página www.sinnovedadenlanoche.com hay una extensión del espacio musográfico que se irá alimentando día a día con elementos que están en la instalación oficial.

Artículos Relacionados