Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

Cuando estabas pequeño tal vez soñaste con ser bombero, astronauta, policía o doctor y este último es precisamente el sueño que el caleño Sebastián Lourido Isaza ha cumplido a sus 34 años en Estados Unidos y con mención especial como profesor en el Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Cuando Sebastián era un niño tenía como cuarto de juegos el laboratorio de su madre, la científica Carolina Isaza. Ahí se enfrentó por primera vez al uso de un microscopio para observar las partes de una célula, como él recuerda “el núcleo era redondito como un coquito y los cromosomas se veían como unas mosquitas”. Ahora, después de haber obtenido en 2012 su título como Doctor en Microbiología de la Universidad de Washington, en St. Louis, esta imagen se activa en la mente cada vez que inicia sus tareas en el laboratorio del Whitehead Institute en Cambridge, una de las instituciones de investigación y enseñanza de la ciencia con más renombre a nivel mundial.

Dentro de la comunidad de científicos del Instituto, Lourido ha empezado a hacer historia para la ciencia mundial gracias a sus investigaciones relacionadas con un parasito llamado Toxoplasma, causante de la toxoplasmosis y perteneciente a la familia de parásitos que transmiten la malaria. Con sus avances, el científico caleño, ha descubierto cómo ingresa el parásito a las células humanas y de qué manera las infecta. Junto al resto de científicos que conforman su grupo también encontró una forma de mutar el genoma del toxoplasma de una manera eficiente mediante una tecnología aplicable a otros organismos, lo que ha cambiado la forma de manipularlos para entender el funcionamiento de sus genes.

La investigación de Sebastián Lourido, al servicio del mundo.

Sabemos que esto suena dificíl de entender, pero el impacto de los avances de Sebastián y sus colegas pueden tener un alcance global. Para esto, es importante comprender qué es la toxoplasmosis. En términos sencillos, es una enfermedad que afecta a un cuarto de la población mundial y se transmite por las heces de los gatos quienes contaminan el aire, el pasto y hasta la comida con este parasito que, como explica Sebastián, infecta de forma que “la persona no presenta síntomas y queda infectada de manera latente por el resto de su vida. Si su sistema inmune se debilita con enfermedades como el VIH, tratamientos contra el cáncer o trasplante de órganos, estas infecciones latentes pueden reactivarse y causar mucho daño, hasta la muerte.

En madres embarazadas, por ejemplo, algunas infecciones pueden cruzar la placenta, infectar al feto y dejarlo ciego”. Y en nuestra región, es común encontrar personas afectadas por la toxoplasmosis ocular, infección que afecta la parte del ojo encargada de percibir la luz y que puede causar ceguera en personas saludables.

Lourido explica su trabajo para el canal del LabTV (en inglés).

En trabajos tan complejos como este, el científico destaca el papel que cumple la creatividad dentro de la labor técnica. Inició sus estudios superiores en la Universidad de Tulane (Nueva Orleans) donde se matriculó a los programas de Artes Plásticas y Biología Celular; campos que parecieran no tener nada que ver, pero a lo que él reflexiona: “Por un tiempo, estos parecían caminos divergentes. Pero mientras más ciencia aprendía, más comprendía la creatividad incorporada en ella. Finalmente, comprendí que una carrera como investigador científico ofrecía gran parte de la creatividad que había buscado a través de las artes”. Y en esa mezcla se las ha ingeniado para encontrar la forma de exponer algo tan complejo de manera sencilla que permite ser más fácil de comprender para los demás.

Sebastián LouridoUna labor que se destaca siendo nombrado como el vigesimo octavo miembro del Whitehead Institute en la Facultad de Investigación Biomédica, convirtiéndose en uno de los dieciséis miembros actuales. Como indica el Director del instituto, David Page: ” Estamos absolutamente encantados que Sebastián Lourido continúe siendo parte de nuestra comunidad, ahora como miembro de la facultad. Sus formidables talentos como investigador, líder científico y colega de investigación se comparan a sus habilidades como escritor, profesor e ilustrador de la ciencia. Y su creatividad innata es una parte esencial de su especial capacidad como investigador y comunicador”.

La misión que ha emprendido Lourido es estudiar y descubrir procesos fundamentales en organismos infecciosos más peligrosos y extendidos en el mundo, capaces de causar epidemias que amenazan la salud global. Un reto loable y con mucha exigencia, que ya cuenta con el reconocimiento de sus pares científicos. Paralelo a su designación como miembro del Whitehead Institute, Sebastián también ha sido nombrado profesor asistente en el Departamento de Biología del Massachusetts Institute of Technology (MIT), compartiendo con los científicos y pensadores de mayor renombre en el mundo.

Todo el trabajo de Lourido muestra como el ingenio del caleño se presenta en múltiples formas, en una región llena de talento con futuro prometedor en campos tan diversos y tan alejados de la cotidianidad como el científico molecular. Aquí la creatividad es vista también como esa forma de encontrar nuevas posibilidades de solucionar problemas que ponen en riesgo a la población mundial.

Fuentes
http://wi.mit.edu/news/archive/2017/sebastian-lourido-appointed-member-whitehead-institute-and-faculty-massachusetts
http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/sus-34-anos-cientifico-caleno-hace-historia-eeuu

Artículos Relacionados