Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

Pablo Ravassa, creatividad a fuego lento


Pablo Ravassa hace parte de la nueva generación de chefs colombianos que le apuestan a innovar rescatando el alma de la cocina tradicional. El fogón de su restaurante, La Guacharaca, le da vida y sabor al centro de Cali.

 

Pablo RavassaSu cocina queda en el corazón de Cali y se ancla al de los comensales que prueban su sazón. Quienes visitan La Guacharaca comprenden el trabajo detrás de cada plato y el cuidado meticuloso que demanda cada ingrediente. Aunque los olores y sabores de su fogón hablen de un continente lejano, los colores y la esencia le hacen un homenaje a las manos de una abuela, a la sustancia que compone las tierras dulces del Valle del Cauca.

Pablo Ravassa es un chef caleño de 32 años, que comprometido con sus raíces, regresó a la Capital del Valle del Cauca para poner en práctica lo que aprendió en Europa. Su formación culinaria la inició en Barcelona y la complementó con una búsqueda que lo llevó a Paris y al País Vasco. Hizo parte del equipo del Asador Etxebarri de Atxondo – el sexto mejor restaurante del mundo según la revista británica ‘Restaurant’-, junto al reconocido Alain Ducasse.

 

“Mi negocio apuesta también al desarrollo de ciudad, específicamente al del Centro Histórico de Cali. Creo que es vital que al menos un restaurante participe”.

Pablo Ravassa

 

Su experiencia de diez años en el exterior, lo posiciona como una de las promesas de la gastronomía en el país. Ha compartido fogón con grandes exponentes latinoamericanos como Renzo Garibaldi y Ciro Watanabe, y fue nombrado por la Revista Dinners como uno de los siete chefs de ‘La nueva generación’ en Colombia.

 

Pablo Ravassa

 

Según el periodista colombiano Mauricio Silva, Pablo personifica a la perfección la figura completa de un buen cocinero: un chef que comprende todos los aspectos que conjugan alrededor de un alto sentido del sabor.

 
Ingredientes como el plátano, el ají dulce, la caña, el coco y el chontaduro no pueden faltar en la cocina de Pablo. Como chef sabe bien que las papilas de un valluno reclaman a gritos los sabores propios, por eso le apuesta a lo local. Los proveedores de sus materias primas respetan la tierra, asegurándole al comensal una experiencia de calidad.

“Ravassa ha logrado darle un nuevo tono a la gastronomía valluna. Todo en su trabajo es admirable, desde su profundo respeto por el ingrediente, que comprende el tema ecológico, teniendo en cuenta su responsabilidad con el productor y el comensal; hasta la calidad de su cocina que es realmente valiosa”.

Mauricio Silva.

 

¿Dónde encontrás La Guacharaca?

Si querés deleitarte y llevar a tu paladar por un viaje que lo llevará a conocer los encantos de los sabores mediterráneos con un toque de acá, visitá La Guacharaca, ubicado en la Carrera 6 # 7–12, en pleno Centro Histórico de Cali y date la oportunidad de conocer el hogar de la abuela de Pablo, un caleño que estando lejos comprendió que Cali se escribe con C de casa, con C de centro, con C de creatividad.

 

UAO LOGOAgradecemos a la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Occidente por la realización de este contenido audiovisual.

Artículos Relacionados