Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

Está bien que seamos reconocidos por ser una ciudad salsera, pero eso no es un limitante para brindar propuestas nocturnas diferentes, al nivel de capitales mundiales. En eso están de acuerdo Alex Jaramillo y Andrés Orozco, empresarios caleños que no se han quedado con los brazos cruzados y a través de organización de eventos y sus clubes quieren convertir la Sultana del Valle en un escenario de música alternativa.

Que a Cali lleguen agrupaciones como Babasónicos, Bomba Estéreo, Monsieur Periné, Sistema Solar, Juan Pablo Vega, Manuel Medrano, Diamante Eléctrico, Telebit, entre otros, es gracias a la gestión de Orozco, quien busca que en Cali se institucionalicen espacios para  géneros musicales diferentes, pero sobre todo haya formación de público para estos ritmos.

“Como caleños tenemos que hacer que cuando la gente salga a entretenerse no sea tan social, porque el artista está de moda o si la farándula hace parte. Sino que tenga un ingrediente cultural y que la gente vaya a ver un artista, a conocer los nuevos ritmos y bandas que están sonando”, puntualiza Orozco.

Géneros como el rock, el indie, la electrónica y la música pacífico buscan mayor protagonismo en Cali. ¿Estamos dispuesto a dárselo?

El club del sonido alterno

Sonido Central es la evolución del legado dejado por La Central, que funcionó algún tiempo en el Hotel Aristi, patrimonio arquitectónico de la ciudad. Según Alex Jaramillo, socio del club, “este nuevo espacio tiene la misma tendencia en cuanto a sonido, contando con cuatro DJs de base locales y cuatro DJs nacionales residentes”.

Continuando en el centro de la ciudad, que ha sido el entorno inspirador para La Central y ahora Sonido Central, este club underground sigue apostándole a ser un activador económico de esta zona que ha sido excluida con los años de las actividades nocturnas que ofrece la ciudad.

¿Te imaginabas rumbeando en el centro de Cali? Muchos ya lo han hecho, se unieron a la onda de que hay que apropiarse de la ciudad y la música es un buen camino para hacerlo. Sonido Central es el lugar, que no solo revitaliza el panorama electrónico caleño sino también la zona céntrica de la capital vallecaucana.

¡Nos pi, Mikasa!

“Es un lugar para esperar lo inesperado” era tal vez la mejor definición de Mikasa Bar. Empezando por la fachada del lugar, que puede pasar desapercibida si vas caminando por el centro de la ciudad, cerca a la legendaria Avenida Sexta. Pero no te dejés engañar, detrás de la puerta principal se encontraba el que ha sido uno de los secretos mejor guardados en la vida nocturna de Cali.

Por siete años, Mikasa fue un bar con un concepto muy definido y bien ejecutado, a través de una variedad de espacios acogedores como la cocina, el cuarto, la sala, el patio, el palo de Mango y la terraza que te hacían sentir cómodo y como en tu casa. Artistas locales y extranjeros hicieron parte de este espacio con su arte para vivir una rumba diferente.

Durante estos siete años, los socios de este bar entendieron que todos los ritmos musicales son arte por igual, por eso no hay sonidos que permanentes, la fusión fue el plato principal en Mikasa. Así que podías escuchar reggae, pasar a sonidos electrónicos, jazz, salsa o indie. Ahora, en enero se despide, dejando un legado de rumba alterna, un recuerdo en los caleños que hicieron de Mikasa su propia casa. Ahora, el ciclo llega a su fin pero siguen las propuestas diferentes, buscando siempre nuevos espacios para este tipo de fiesta en la ciudad. Álex y Andrés están en la jugada de la vida nocturna y con Sonido Central y también el Festival Sultana buscan seguir fortaleciendo eso que muchos caleños se enorgullecen de llamar las rumba “alterna”.

“Tenemos un alto contenido cultural en donde se presentan propuestas musicales de fusión entre sonidos electrónicos y ritmos tropicales y tradicionales de nuestro país y Latinoamérica en general, con presentaciones de artistas nacionales e internacionales”, es la invitación que hace Alex Jaramillo, uno de esos caleños que está convencido que la diversidad de géneros y de espacios de vida nocturna enriquecen la vida de ciudad y la llenan de buena energía, creatividad e inspiración, al tiempo que se goza y se baila.

Para despedir a Mikasa, te invitamos a que usés el hashtag #DeMikasaBarAprendíQue, donde cientos de caleños están despidiendo el bar que fue su guarida durante casi una década. Y con seguridad, vendrán grandes ideas. ¡Nos pi, Mikasa!

Fuentes

http://thump.vice.com/es_co/article/sonido-central-el-nuevo-club-de-los-gestores-de-la-central-en-cali

http://www.tuzonaelite.com/mikasa/

Artículos Relacionados