Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

¡Dame un heladito de aborrajado, por favor!

Cuando alguien te dice “me comí un helado de aborrajado”, podés pensar que te está tomando el pelo o que de ser verdad, no es el algo que realmente antoje. Pero en ‘Lengua de Mariposa’ esta locura sabe a Cali y sabe bien.

Evelin Potes - Lengua de MariposaEvelin Potes es la creadora de una idea que viene revolucionando la forma de hacer helado de manera artesanal en la ciudad y le brinda a quienes lo prueban la posibilidad de sentir los sabores típicos de nuestra región de una manera muy poco tradicional. ‘Lengua de mariposa’ inició como un restaurante en una privilegiada esquina de uno de los barrios más bellos y representativos de Cali, el barrio San Antonio, donde ella emprendió su sueño de ser chef en su propio restaurante.

Desde pequeña, Evelin estuvo rodeada de arte. Hija de una familia de actores especializados en títeres, su primera inclinación se dio hacia el ballet, una disciplina que la llevo a obsesionarse al punto de traerle complicaciones de salud por mantenerse en un peso adecuado. Después de tomar la decisión de retirarse del ballet, optó por una opción radical que la llevó a hacer parte de la carrera de Administración de Empresas en la Universidad Javeriana. Fue durante una de sus clases donde elaboró un proyecto de emprendimiento donde debía recordar factores de su infancia que la inspiraran a la creación de una empresa que le pudiera dar ganancias económicas. Sus recuerdos la llevaron al olor de esas tortas que le ayudaba a preparar a su tía, esos olores que le recordaron su sueño de ser chef. Con este trabajo académico vino la idea de despedirse de la Universidad y hacer realidad ese otro sueño de explorar la culinaria.

‘La casa del Palo’e mango’, donde se encuentra Lengua de Mariposa.

Ya con el bicho de la cocina adentro y pese a la preocupación de su familia por dejar su carrera durante el tercer semestre, contó con su apoyo para viajar a Argentina a capacitarse como chef; sus viajes entre la escuela y su apartamento le hicieron ver cómo las heladerías artesanales se habían adueñado del área y decidió que su tesis trataría de este modelo de negocio. Esa idea no se quedó quieta. Rondó su cabeza hasta regresar a Colombia, donde empezó a trabajar en ella, a materializar ese sueño. Con muchísima dedicación, el espacio que originalmente fue un aparta-estudio en San Antonio, se fue transformando en el sitio que encontramos hoy en la Carrera 6 #1 -19.

Cuando ya existía esa primera etapa de ‘Lengua de mariposa’, se reencontró con un conocido de infancia, el actor caleño John Alex Castillo, quien le encargó la preparación de unos helados inspirados en los personajes de la obra de teatro que montaba para ese entonces. Los postres fueron un éxito, la relación del actor y la chef se hizo más estrecha, luego vino el amor y con esto el crecimiento de la familia y la empresa. Esta asociación trajo un cambio de imagen de su compañía y una nueva forma de pensar su proyecto. La creatividad de Evelin empezó a manifestarse y aparecieron los primeros sabores que empezarían a ser referente de este emprendimiento. El primero de ellos se llamó ‘corazonada': una mezcla de maracuyá, cerezas y jengibre.

Con cariño se le llama la “heladeria de los sabores raros”.

Siguieron los sueños y con ellos combinaciones más atrevidas, donde su juego con frutas y especias le dieron campo a productos poco fáciles de imaginar dentro de un helado como la carne, el chicharrón de cerdo y los camarones. Esto hizo que los sabores de la región llamaran su atención. Estos sabores típicos de los platos vallecaucanos le dieron un sello característico frente a la creciente aparición de otras heladerías artesanales en la ciudad. La chef Potes decidió usar la técnica italiana de la heladería artesanal para experimentar con los sabores locales. Así fue como congeló la receta de helados de licores del Pacifico como el viche y el arrechón. Como dice el actor John Alex Castillo: “hemos ido descubriendo como ‘Lengua de mariposa’ es un lugar donde la gente reconoce su vallecaucanidad a través de la comida y el que es de afuera descubre en un helado lo que es el Valle del Cauca”.

Lengua de MariposaSu forma de exaltar los sabores de la región fue reconocida en el 2016, cuando la chef decidió participar en una convocatoria de la Secretaría de Cultura de Cali, llevándose el primer lugar en la categoría de ‘Innovación en cocina tradicional‘, todo gracias a su helado de champús presentado sobre crocantes de empanada acompañado con torta de aborrajado y bautizado como ‘Tentempié Vallecaucano’.

A este lugar llegan algunos despistados que esperan encontrarse con algún helado de vainilla, chocolate o pistacho; pero se encuentran ante algunos tan extraños como el de maracuyá con uchuva y chicharrón de cerdo caramelizado. Al principio puede ser complicado arriesgarse, pero una vez lo hacés el paladar te pide seguir descubriendo. Esto ha hecho que con cariño se le llame como la “heladeria de los sabores raros”, logrando acaparar la atención de los medios locales y nacionales. Hoy los visitantes de ‘Lengua de Mariposa’ con mucha intriga se arriesgan a probar cosas que se le cruzan por la cabeza a pocos, por ejemplo helado de mora con cebolla o el de vainilla con pimentón.

Pero el trabajo no ha sido fácil, las recetas del helado artesanal italiano requiere de unas bases que permiten la textura final del mismo; ahí se puso a prueba el ingenio de Evelyn para remplazar productos y encontrar las proporciones exactas que le permitieran hacer helado con estos productos regionales; no es solo pensar en el sabor sino en renovar constantemente las fórmulas para obtener la textura perfecta con cada producto que se le ocurre agregar.

Sabores que no encontrarás en otro lugar del mundo.

Ese esfuerzo se ha visto reflejado en cliente fieles a estas innovaciones y que son los primeros despertar en sus conocidos el entusiasmo por salirse de los lugares comunes y llegar a probar nuestra Cali de una forma creativa. Así es como la chef permanece en un reto constante por sorprender a quienes visitan su heladería.

Evelin y John Alex también han querido darle visibilidad a otros emprendedores, que gracias a su creatividad lograron ganarse un espacio dentro de la heladería para exhibir sus productos. Ahí podés encontrarte con mermeladas, brownies, joyería y hasta objetos creados a partir de material reciclado. La creatividad es una herramienta de transformación y eso se siente en cada rincón del lugar. Como lo expresa la pareja, “la creatividad se convierte en un impulso involuntario, por donde caminás las cosas saltan y te muestran otra forma de verlas, esas formas que los demás no ven”. Para ellos esto es parte de su vida cotidiana.

Lengua de MariposaLo mejor de todo es que este viaje por los sabores de Cali tiene un tiquete bastante asequible, como dice el actor: “sabemos que es un lugar del barrio y por eso nuestros precios dan la posibilidad para que la gente pueda venir y regresar porque todo está al alcance de todos”.

Para esta pareja de creadores el futuro trae el crecimiento de su empresa con posibles expansiones de su espacio y nuevas sedes para que caleños y extranjeros continúen en esta vuelta por los sabores locales. Es verdad que la comida cuenta la historia de una región y para cualquiera que no sea caleño descubrir nuestra región a través de un helado es una forma innovadora de conocer lo que somos como caleños y vallecaucanos.

Artículos Relacionados