Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

Un grupo de caleños le apuesta a la moda ética y la inclusión social

 

¿Quién hizo realmente una pieza de ropa que llevas puesta? ¿Fue hecha por personas en condición de trabajo infrahumanas? ¿Los materiales que usa respetan el medio ambiente? ¿A cuáles prácticas de comercio responde?

Esas son algunas preguntas que un grupo de diseñadores y artistas de la moda caleños se han planteado y a partir de su preocupación por una industria justa en toda su cadena productiva han creado, como precursores de este tipo de espacios, el Congreso Internacional de Moda Ética. el CIME presentó una muestra comercial, académica, artística, que incluyó conversatorios dentro del marco de Elemen, Festival de Creadores, en el Museo La Tertulia, además de una pasarela de inclusión, un vanguardista desfile de modas que buscaba dar un espacio de participación a grupo sociales víctimas de discriminación, como LGBTI, transexuales, de diferentes tonos de piel o en condición de discapacidad.

CIME es una iniciativa liderada por el diseñador Guio Di Colombia que busca plantear un debate ético para hacer de la industria textil una industria responsable, sustentable y sostenible, creando un espacio para el activismo social, a través de la sensibilización en el respeto por el medio ambiente, por las personas que se dedican a la producción de prendas, la responsabilidad que esta industria tiene ante la sociedad y por la diferencia y diversidad social.

 

Pasarela de inclusión, un evento pensado para revolucionar.

Christian Escobar Mora / EFE

Christian Escobar Mora / EFE

Patrocinada por la Gobernación del Valle del Cauca y con el fin de fomentar el respeto a la diferencia y combatir la discriminación, la Pasarela de Inclusión de llevó a cabo los días 4 y 5 de noviembre, dentro del marco del Congreso Internacional de Moda Ética, como una pasarela abierta a modelos que pertenecen a grupos o minorias que han sufrido la exclusión social. Personas en sillas de ruedas o con prótesis mecánicas, miembros de comunidad LGBTI, con limitaciones cognitivas o con albinismo, se dieron cita en espacios no convencionales para mostrar una cara distinta y resaltar que la diferencia es un motivo de orgullo y de respeto.

Sobre las piezas que presentaron en esta pasarela, Di Colombia dijo que los creadores hacen parte de su movimiento de moda social y que se “pensó en el color de la piel, en las estaturas, en los modelos que tienen prótesis, en los que están en silla de ruedas, para que siempre estuvieran cómodos por encima de todo y también, por supuesto, a la última vanguardia de la moda”.

“Es una pasarela diferente y ha sido muy chévere darle la oportunidad a personas que no la tenían antes”, dijo.

Entre uno de los modelos que más reacciones positivas causo estuvo David Guerrero, un joven albino que describió esta pasarela como “una experiencia maravillosa”.

Luis Robayo / AFP

Luis Robayo / AFP

“Mis compañeros y yo éramos el centro de la atención, aprendí mucho y me sentí muy pero muy cómodo”, dijo este joven de 20 años que incursionó en el modelaje desde hace unos meses y orgulloso de su condición de piel, ha descubierto que esa diferencia que durante años fue causa de discriminación y ataques es una oportunidad y una condición que dentro de los movimientos de inclusión es muy valorada.

Con este Congreso y esta pasarela, se busca mostrarle a Colombia cómo Cali y el Valle no sólo es líder en moda y belleza, sino también en inclusión y representa una verdadera transformación creativa y social en una ciudad que se enriquece cada día más con su propia diversidad.
 

Fuentes
http://www.congresointernacionaldemodaetica.com/boletines.php
http://www.eltiempo.com/colombia/cali/pasarela-de-la-inclusion-2016-en-cali/16744235?_
http://www.jornada.unam.mx/2016/11/07/espectaculos/a15n1esp

Artículos Relacionados