Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

Granolitas, el snack saludable con un toque familiar

Si algo caracteriza a los emprendedores es la capacidad de transformar una necesidad en una idea con la que logran impactar de manera positiva en la vida de los demás. Esta podría ser la mejor descripción de Gissele Garcés, una caleña inquieta por la nutrición, el deporte y la vida saludable y que creó Granolitas.

GranolitasDurante su segundo embarazo, Giselle detectó que el mercado no tenía un producto con el cual pudiera suplir sus necesidades alimentarias de una forma adecuada. Ella buscaba un alimento de buen sabor, saludable, 100% natural, crocante, divertido y práctico para llevar a cualquier lugar. “Una forma diferente de…”, esta ha sido su premisa. Se trata de una manera distinta de alimentarse de manera sana y deliciosa.

Desde antes, estaba planeando concretar un emprendimiento que pudiera encajar en sus aspiraciones económicas y ante todo que se vinculara con su cotidianidad. Estos ingredientes fueron creando de manera espontánea la base de lo que hoy es Granolitas, un snack hecho con  frutos secos, semillas, cereales, fruta deshidratada y endulzantes naturales; en este caso: panela, la piedra angular de la dulzura vallecaucana.

El producto que nació en casa, en una especie de laboratorio culinario, empezó deleitando al círculo cercano de Giselle. Y fue justamente un antojo, de esos que suelen tener las mujeres durante la gestación, lo que terminó por transformar el rumbo. Su paladar acostumbrado a los frutos secos gracias a su ascendencia libanesa reclamaba los sabores de la infancia.

“Yo duré un año haciéndolo con mis manos y sólo tenía un cliente, porque no me daba la producción”.

Pero si quería crecer debía ampliar la capacidad de sus manos y estandarizar las esferas crocantes de Granolitas. Fue entonces cuando contactó a una de sus amigas, quien es ingeniera mecánica, para avanzar en una de las mayores innovaciones que ha traído la creación de su marca: el diseño de una máquina capaz de elaborar esta delicia y darle validez a su ingenio, para concluir que no era sólo una receta familiar, sino un producto con la capacidad de penetrar varios mercados y estar en el mercado de los consumidores.

Granolitas, una innovación familiar

Granolitas“Hay anécdotas muy bonitas, porque en el inicio del emprendimiento y en la intención de convertirlo en un producto de consumo masivo, mis catadoras eran mis hijas Camila y Manuela, quienes me dieron una señal para entender que si les gustaba a los niños, podría tener mayor aceptación entre el mercado al que le apuntaba”, recuerda Giselle.

El entusiasmo que le daba la aceptación del producto entre los visitantes del único cliente al que le proveía Granolitas, la impulsaron a postularse en la convocatoria del Fondo Emprender que oferta el SENA, a través de la Unidad de Emprendimiento. Tenía claro que no era una tarea fácil, pero estaba dispuesta a asumir el proceso que dura seis meses y con el cual debía afrontar varios filtros a nivel regional y nacional.

La asistencia no sólo era una competencia con la que obtendría los recursos para crear la planta de producción. Esta fue una clase magistral de cómo ser empresaria, el sello que le imprimió varias inquietudes a la constitución de Granolitas, la empresa en la que hoy trabaja junto a su hermana Stephanie Garcés, a quien convenció de este sueño alimenticio y empresarial.

Con el reto que traía la distribución de los recursos otorgados por el SENA, las hermanas Garcés Aljure debieron asumir toda la cadena de producción. “Empezamos como operarias y dedicábamos mucho tiempo a ello. Era muy curioso, porque hubo días en que nos quitábamos el traje de manipulación de alimentos y nos vestíamos como gerentes para ir a ofrecer nuestro producto, pero al regreso a casa éramos las operarias que debían tener listo el producto”, recuerda Giselle.

GranolitasConvencidas de que no había un producto similar en el mercado, continuaron trabajando gracias a las bases entregadas durante la convocatoria. Junto a su hermana, tuvieron la determinación de vencer todos los obstáculos y paradigmas de “hacer empresa”.

La empresa comenzó a dar sus primeros frutos para iniciar con un equipo de trabajo que respondiera al entusiasmo de estas caleñísimas. “Primero fue nuestra primera operaria, luego tres. Ya comenzó a crecer el equipo con publicista, nutricionista… Un grupo que ha sido muy especial para el éxito de Granolitas”.

En la actualidad completa 2 años en el mercado nacional con apertura de mercados en 17 ciudades. Desde el 2016 están exportando su producto a Panamá y antes del mes de diciembre Granolitas estará en tiendas saludables de República Dominicana, pero la meta inmediata está puesta en Estados Unidos y México.

Hoy cuando el sueño de su emprendimiento ya es una realidad, Granolitas recibe apoyos como  el Cluster de MacroSnacks de la Cámara de Comercio Cali, a la que reconoce y agradece la apertura que tuvo con su producto en un mercado copado por grandes marcas de las que está aprendiendo en la actualidad, como integrante del comité estratégico. Las hermanas Garcés demuestran que los sueños y las necesidades son  el insumo básico para grandes ideas que logran resultados exitosos.

Artículos Relacionados