Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

Trailer oficial de Epifanía.


 

Este 2 de noviembre se estrena Epifanía, la nueva película del director caleño Óscar Ruiz Navia, codirigida con la sueca Anna Eborn. La producción llega a las salas colombianas tras un largo recorrido por festivales de cine internacionales, entre ellos el FICCI57, en donde se proyectó por primera vez en Colombia durante los días del certamen.

Epifanía es una narración íntima que proyecta el vínculo de los dos directores con sus madres. Para Óscar es un encuentro de los personajes con historias verosímiles que mutaron de recuerdos personales a una historia que, ante todo, es una reflexión hacia el universo de la mujer y hacia la recuperación de la vida.

Y aunque las historias de vida de Ruiz y Eborn se entrecruzan en la película, no deja de ser una ficción que tuvo motor anclado en la experiencia individual. En Anna, el deseo de que su madre regresara de la muerte, tras un fallecimiento trágico. En Óscar, por el contrario, fue la oportunidad de explorar el universo materno con su progenitora, Cecilia Navia, quien es una de las protagonistas de la cinta.

 

Epifanía

 

La producción incluye paisajes de la remota isla sueca de Faro (hogar del cineasta Igmar Bergman), en donde una mujer debe afrontar la muerte de su madre. Pero en Cali, Colombia, otro de los escenarios, una madre explora nuevas etapas de la vida en la búsqueda de la espiritualidad, luego de estar separada y haber criado a sus hijos. Tal como la definen los directores, Epifanía es “un paso de la oscuridad a la luz”. Mientras tanto en la región de Quebec, en Canadá, una abuela se prepara para la llegada de su segundo nieto. Tres escenarios que dotan a la historia de universos narrativos capaces de aportar elementos vitales en la historia.

El juego entre la ficción y la realidad vive en una línea muy delgada en esta producción. Un elemento que ha explorado Óscar en cada una de sus producciones y donde Epifanía no es la excepción. Trabajar con actores naturales le permite entablar un diálogo íntimo y más verosímil. Es una herramienta de la que se ha valido el director para establecer mayor cercanía con los personajes y los actores, dos mundos distintos que no pueden cruzarse en la historia. Sin embargo, cree Óscar, que hay mayor cercanía con la realidad.

 

“Para mí una película no es para contar una historia. Ese tal vez el error histórico menos criticado del cine. En realidad, el cine tiene una fuerza con las imágenes y los sonidos que pueden aportar nuevas sensaciones que no necesariamente deben ser contadas por unos personajes”, destaca Oscar.

El estreno mundial de Epifanía tuvo lugar en el Festival de Cine de Busán, Corea, en el 2016. También tuvo la oportunidad de rotar para Europa en el Göteborg Film Festival de Suecia. Ha estado presente en la selección oficial de la 41 Muestra Internacional de Cine de Sao Paulo y el Festival de Biarritz – Amérique Latine.

 

Epifanía es una producción lograda por Contravía Films de Colombia y Plattform Produktion de Suecia. Es un experimento audiovisual que se asemeja a una pieza musical que “va in crescendo”, aumentando poco a poco la intensidad de la historia y que se escapa de la forma aristotélica tradicional de narrativa en la que se espera la causa y el efecto como un elemento para sobrepasar nudos en la historia. ¿La muerte como el punto final de un conflicto?  Es la pregunta que plantea la historia y poco a poco irá demostrando “el paso de la oscuridad a la luz”.

 

Sobre Óscar y Anna, los directores de Epifanía.

Óscar Ruiz Navia llega a su tercera producción luego de obtener el Premio de la Crítica Internacional en la Sección Forum del Festival de Cine de Berlín, por su ópera prima El vuelco del cangrejo. En el 2014 logró con Los Hongos, el Premio Especial del Jurado – Cineastas del Presente en el Festival de Cine de Locarno. Con su cortometraje Solecito participó en la selección oficial de la Quincena de Realizadores del Festival de Cine de Cannes en 2013.

Por su parte Anna Eborn ha recibido múltiples reconocimientos entre los que se destaca estar en la Selección Oficial del Festival de Cine de Venecia  en 2013, por su ópera prima Pine Ridge y el Premio Dragón en la categoría Mejor Documental Nórdico en el Festival de Cine de Gotemburgo.

 

Artículos Relacionados