Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

Delirio: el sueño de una ciudad que baila


 

Más alla de sus acepciones lingüísticas, Cali le ha dado un nuevo significado a la palabra “delirio”. Y Delirio le ha dado a Cali una de sus representaciones más emblemáticas, recogiendo todo su espíritu, de alma, baile y movimiento, para convertirlo en un relato universal de lo que es la caleñidad. Tres palabras conforman este delirio: Salsa + Circo + Orquesta.

Cuando nos preguntamos por primera vez ¿qué es Delirio? llegamos a una respuesta contundente: es una exaltación de los sentidos, una conmoción que te impacta desde lo visual, lo sonoro y el movimiento, una dosis de Cali condensada en siete horas de experiencia sensorial. Una maravilla que se ha creado y ensamblado en Cali durante los últimos 10 años y que el último viernes de cada mes, es un testimonio de un pueblo que vive el baile en todas sus esquinas, que respira y sueña danza y que ha encontrado en ella un lenguaje que le da nombre en todo el mundo.

Melao, Mulier, La Pinta, entre otros montajes, han dejado huella en cerca de 500.000 asistentes que han pasado por la Carpa Delirio y que han sido testigos del espíritu de una ciudad que encontró, en uno de sus mayores patrimonios, la forma de decirle al mundo que esta es una ciudad a la que se llega y se sale bailando.
 

Delirio Melao

Melao fue el espectáculo con el que Delirio celebró sus 10 años. Créditos: Delirio.

 

Y aún así, esta es una historia que va más allá de la danza, del jolgorio y la fiesta. Desde su inicio, Delirio no tenía como meta ser el mejor show de baile. No. En la mente de Andrea Buenaventura, primero estuvo la idea de utilizar el talento en el baile y el circo para mejorar la calidad de vida de los artistas.
 

Delirio: hecho en Cali.

Ambicioso en este propósito, la idea de combinar la salsa con el circo, no tenía un precedente similar en Cali. Desde hace 10 años la Fundación Delirio, ha venido trabajando en la consolidación de uno de los espectáculos artísticos más grandes e imponentes del país, que logró llevar la danza y la profesión de bailarín a un nivel internacional.

Para ensamblar este show, Delirio cuenta con un equipo de 580 personas que lo entregan todo para llevar al público un espectáculo que con cada montaje, deja en la pista, el trapecio y los instrumentos musicales, una muestra de creatividad, excelencia y capacidad para transformarse y de la capacidad de hacer en Cali un espectáculo de altísima calidad.
 

Diseños de vestuario y escenografía para Melao, espectáculo de la temporada 2016. Créditos: Delirio.

 

En la actualidad, Delirio se nutre del talento de cuatro escuelas de baile, cuyos integrantes lo entregan todo durante el año para lograr un puesto el gran show. Cada montaje tarda mínimo seis meses en producción, antes de ver la luz en abril, cuando tradicionalmente se presenta la nueva temporada. Todo este trabajo exige de la tenacidad y constancia de bailarines, coreógrafos, músicos, diseñadores, costureras, técnicos, electricistas y decenas de oficios más que hacen parte de Delirio, con el sello de ser “hecho en Cali”.

Para el 2017, la Fundación Delirio presenta ‘Hechizo, un relato nacional. Con este montaje, se hace alegoría a la tradición oral colombiana llena de fantasías y personajes míticos que han tejido nuestras realidades en una mezcla única de sueños y hechizo. La protagonista de esta nueva historia, será la Viuda Alegre. Desencantada por un desamor, cada noche llega a una fiesta distinta para seducir a los hombres que caen en el encanto de su farol.

Para esta temporada, trae danzas de precisión y un homenaje frecuente a Macondo, que inundará la carpa de circo con miles de mariposas amarillas dispuestas a batir sus alas al rítmo de la música. La historia, no tiene un punto específico en nuestro país, pero logra encajar la idiosincrasia de la tradición colombiana.
 

Delirio Hechizo
 

Más que una fiesta, una oportunidad.

Y aún cuando el show es uno de los patrimonios de la ciudad, el programa Paso Firme es otra apuesta de alto impacto. Ejecutado por la Fundación, le apuesta a la intervención de sus niños y jóvenes en los barrios más afectados por fenómenos por la violencia y el desempleo. Durante los últimos dos años, integrantes del equipo de 200 bailarines, han estado visitando los Centros de Formación Juvenil El Buen Pastor, Valle del Lili y la Fundación Juan Bosco para impactar desde la danza y transformar las historias de dolor, odios y desencantos que marcan a estos jóvenes.

La consolidación de las escuelas de baile en Cali para géneros afroantillanos, en especial la salsa, ha demostrado que no es posible la excelencia si se hace a medio tiempo. Este es un esfuerzo que exige a sus intérpretes dedicación exclusiva, ya que no sólo es una profesión, sino una oportunidad de vida para un millar de jóvenes de sectores vulnerables de la ciudad en donde las desgracias y las dificultades se esquivan bailando.
 

Melao y Ecuación y Descarga, son algunos de los montajes de Delirio. Créditos: Delirio.

 

En este programa han logrado llegar a 450 adolescentes en vulnerabilidad de las tres instituciones, las cuales han sido beneficiadas de 81 horas de taller, que terminan por ser una terapia de reflexión con la que se espera cambiar la percepción de violencia en cada uno de estos jóvenes.

Desde su creación, Delirio ha buscado remunerar el talento de sus artistas y ofrece para ellos, capacitaciones en interacción social y salud financiera, a fin de potenciarlos como industria.
 

hechizo_logo

DELIRIO EN DATOS Y CIFRAS

◦ Cuatro escuelas de salsa (Rucafé, Ritmo y Sabor, Constelación Latina y Nueva Dimensión), un circo (Circo Herencias) y una orquesta (La Banda Sonora) alimentan el espectáculo.
◦ Delirio no es una compañía de baile. Para cada show se realizan audiciones, dentro de las Escuelas de salsa seleccionadas.
◦ Espectáculo tradicional, hacen temporadas en Bogotá, shows privados y activaciones en formatos más pequeños.
◦ Tienen un guión diseñado para cada show, que va desde la entrada de los espectadores a la Carpa hasta el final.
◦ Han hecho giras por 19 países viajando con la Cancillería de Colombia.

Artículos Relacionados