Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

En materia gastronómica no todo está escrito y menos probado. De ello da fe Bocados Vallunos, una propuesta innovadora de cocina fusión que mezcla las delicias del Valle del Cauca con el toque de dos consentidos de la comida mejicana: Los tacos y los burros.

La experiencia se basa en concentrar lo mejor cada sazón. En lugar de guacamole, vas a acompañar la tortilla con una capa de hogao valluno, que viene rellena con carne molida y en lugar de aguacate exquisitos trozos de chontaduro o plátano maduro, según lo exija tu paladar. O podés combinar el chicharron con el plátano pintón para explorar una nueva versión de nuestras marranitas.

La idea surgió de Angélica Niño y Angello Altamirano, una pareja de amigos que unió sus conocimientos en nutrición y administración de empresas, respectivamente, para crear un emprendimiento que girara en torno a la comida con la que crecieron y con la que se han deleitado. “Es un homenaje a lo nuestro sin perder de vista las alternativas que ofrece otra cultura”.

La empresa hoy tiene cinco sedes de las cuales, tres ya son franquicias que han impactado en los sectores en que se encuentran. Para esta pareja de empresarios el proceso de concesión es uno de los que ha brindado mayor crecimiento a la compañía. Sin embargo, la dinámica corporativa poco a poco ha ido creando la necesidad de contar con una planta de producción para potenciar la estandarización de sus productos.

Bocados, entre Cali y México.

Bocados Vallunos, es una empresa comprometida con estimular el primer empleo en jóvenes que egresan de las escuelas gastronómicas de la ciudad. Por eso, han establecido alianzas con la Escuela Gastronómica de Occidente –EGO- y la tecnología en gastronomía que oferta el Sena. Quiere decir que cada punto debe contar con un joven egresado de estas dos instituciones, para brindar opciones a quienes buscan una oportunidad en el campo laboral.

“Buscamos demostrar que nuestra comunidad genera valor en la sociedad, por eso ofrecemos un concepto diferenciador que nos permite crear productos de diversos tamaños, con variedad de ingredientes saludables y exquisitos a un costo favorable para el consumidor final y saliendo de la monotonía de las comidas que comúnmente se encuentran en el mercado”, asegura Angello.

BocadosLa innovación es una de las principales herramientas para avanzar en el proceso de crecimiento. La siguiente meta, destaca Angello, es explorar nuevos productos del Pacífico para condensar la propuesta en una iniciativa de región con la que esperan crear nuevas alternativas que permitan una experiencia 100% vallecaucana.

“La idea es explorar bebidas típicas del Pacífico, para fusionarlas en productos como malteadas y ofrecer bebidas acorde a nuestro concepto”.

Para Angello y Angélica ha sido vital el fortalecimiento adquirido en convocatorias como Fondo Emprender del Sena; los programas de crecimiento empresarial de la Cámara de Comercio de Cali Fondéate, Café Mentor, Alimenta tu Mente, entre otras. Además, el proyecto de Bocados Vallunos quedó seleccionado en el primer puesto de entre 20 propuestas que competían por la convocatoria Proyectos Empresariales de la Fundación Coomeva.

Así que “¡Órale a probarlos, oís!” Bocados Vallunos, un ejemplo de innovación y fortalecimiento de identidad regional.

 

 

Artículos Relacionados