Toda la potencia creativa de nuestra ciudad.

64-A Films, el cine que no olvida a Cali

64 – A FILMS es una productora caleña con sede en Bogotá, que durante 14 años ha entregado contenidos para cine, televisión y publicidad dedicada al entretenimiento cinematográfico con el sello indiscutiblemente valluno impreso en películas como Perro Como Perro, Doctor Alemán, (ambas bajo el sello de Antorcha Films, su anterior nombre) y Ciudad Delirio, entre muchas otras.

A Diego Ramírez, ingeniero industrial graduado de la Universidad del Valle, nunca se le escapó de entre sus objetivos explorar en el séptimo arte. Primero avanzó en una especialización en gerencia de proyectos y cooperación internacional en la Universidad del Externado, apta para su título de pregrado.

Pero la crisis de 1998, que provocó el cierre temporal de la Universidad del Valle en donde ya se desempeñaba como empleado fue la oportunidad ideal que tuvo Diego para emprender el proyecto que siempre había estado en su mente: El cine.

“Aproveché en ese momento y me fui para Estados Unidos a estudiar producción de cine en The New School University de New York. Una decisión que tomé sin vacilaciones, pero de manera muy impulsiva. Allá estuve cuatro años hasta que regresé en diciembre de 2002”, afirma Diego.

A su regreso fundó Antorcha Films, la primera iniciativa de emprendimiento audiovisual que estaba dedicada a la realización de videos institucionales. Pero fue la Ley del Cine, que arrancó en forma para el 2005, la que le permitió explorar proyectos en el séptimo arte, con una de las películas icónicas de la industria audiovisual caleña: Perro come Perro, de también caleño Carlos Moreno.

Un inicio que lo llevó de inmediato a la gran esfera del cine mundial, luego de que el filme recorriera el circuito de festivales de todo el mundo, en los que fue ovacionada y reconocida por su alta calidad.

Pósters de las películas producidas epor 64-A Films en Colombia.

 

Desde eso, la empresa que cambió su nombre a 64-A FILMS ha realizado cerca de 10 proyectos propios que han circulado en festivales, salas de cine y televisión nacional. “Para nosotros es muy claro que las películas puedan instalarse en un público objetivo. Por eso para mí no es válida la diferenciación entre el cine comercial y el cine arte. Es una redundancia. Sin embargo, si nos hemos encargado de imprimir una identidad para crear un cine de autor. Y aunque también podamos hacer cine de más apertura hacia el consumo masivo, no perdemos de vista que lo importante es encaminarlo a las audiencias, sin importar a qué nicho se apunte”, resalta.
 

・・・

“Con 64-A Films rindo homenaje a la calle 64A del barrio El Limonar, en donde crecí y en donde el patio de mi casa fue mi primer estudio de grabación”.

・・・

 

Matar a Jesús, la más reciente producción de 64-A FILMS, apunta a la madurez que ya tiene la empresa. Sin embargo, no se puede perder de vista que gracias al trabajo dedicado de este equipo conformado por la también caleña, Nancy Fernández; la directora de producción Andrea Vargas, Sandra Aguirre y Jorge Vargas, esta empresa se perfila como una de las más sólidas en la escena nacional con una inversión que supera los $8.000 millones.

Fotogramas y detrás de cámaras de diferentes películas de 64-A Films.

 

En la actualidad el portafolio de este emprendimiento ofrece servicios de producción para proyectos internacionales que vienen al país bajo la sombrilla de la ley 1556, que promueve la realización de películas extranjeras en Colombia a cambio de un reembolso del dinero invertido en el país, como es el caso de Pickpockets, película dirigida por Peter Webber, con Javier Bardem y Marcela Mar, que será distribuida por Netflix. Bajo esta forma de negocio, 64-A FILMS ha participado en 4 rodajes y se alista para una quinta realización francesa que está en etapa de preproducción.

Además, han ganado reconocimiento en producir Brandent Content, que son contenidos de alta calidad para marcas. Entre ellos se destaca la serie web Entre Panas, producida para Bavaria y que busca, a través de la historia de cuatro “panas”, destacar los valores de la amistad que profesa su marca Poker. “Indiscutiblemente te dan ganas de tomarte una Poker bien fría”, resalta Diego.

Capítulo de la 5ta. temporada de ‘Entre panas’, uno de los más existosos casos de Branded Content en el país.

64-A FILMS demuestra que el talento cineasta local sigue estando a la vanguardia de la cinematografía nacional, trascendiendo a nuevos lenguajes que se desprenden del paradigma Caliwood, para dar paso a una nueva historia del séptimo arte caleño.

“64-A FILMS es el nombre que no me hace olvidar de dónde vengo yo, por más espectacular que pueda ser esta industria, rindo homenaje a la calle 64 A del barrio el Limonar, en donde crecí y en donde el patio de mi casa fue mi primer estudio de grabación en el que hacía películas con una cámara prestada”.

 

Artículos Relacionados